Noticias

Vientre hinchado: el pan es una de las causas del síndrome del intestino irritable y similares.


Los tiempos de caminata más largos hacen que el pan sea más tolerable
Muchas personas tienen un estómago hinchado después de comer. Se identificó una causa en el curso de un estudio: el pan. Sin embargo, esto no significa que de ahora en adelante las personas con estómago hinchado tengan que prescindir del pan. Más bien, la preparación de pan puede significar que los síntomas típicos como la formación de gases, dolor abdominal y flatulencia ya no ocurren.

Las personas con intestino irritable tienen problemas para comer pan. El consumo a menudo conduce a flatulencia severa. Los científicos de la Universidad de Hohenheim han descubierto en una investigación que un tiempo de caminata más largo de la masa descompone el azúcar difícil de digerir en el pan y evita la flatulencia. Esto hace que el pan sea más tolerable para las personas con intestino irritable. No importa de qué grano se hornea el pan. Lo importante es simplemente el tipo de fabricación. Los investigadores publicaron los resultados de su estudio en la revista "ScienceDirekt".

El pan horneado tradicionalmente es mucho mejor para los pacientes con intestino irritable.
Si hacemos la masa de pan usando el método tradicional y la dejamos allí durante un tiempo particularmente largo, este proceso descompondrá la mayor parte del azúcar FODMAP no digerible, explican los autores. Esto también funciona con pan de trigo normal. Por lo tanto, no es el tipo de grano lo que determina la tolerancia, sino el tipo de producción, agregan los expertos. Este pan tradicionalmente horneado es mucho mejor para muchos pacientes con intestino irritable.

Muchas personas en Alemania sufren del síndrome del intestino irritable.
Entendemos que el llamado síndrome del intestino irritable es un grupo de enfermedades intestinales funcionales. El síndrome afecta a muchas personas en Alemania. Los científicos explican que hasta el 50 por ciento de las visitas al gastroenterólogo pueden atribuirse a estas enfermedades intestinales. Los investigadores especulan que el doce por ciento de las personas en Alemania sufren del síndrome del intestino irritable. Las víctimas a menudo tienen calambres abdominales, hinchazón, estreñimiento y diarrea. Sin embargo, las causas exactas de esto aún se desconocen. Sin embargo, se puede observar en muchos pacientes que los síntomas se ven exacerbados por el consumo de pan de trigo, dicen los autores.

¿Qué ayuda con el síndrome del intestino irritable?
Por ejemplo, los médicos aconsejan a las personas que el yoga puede ayudar a aliviar los síntomas del síndrome del intestino irritable. También es importante seguir una dieta saludable. También se dice que el psyllium ayuda con el síndrome del intestino irritable. Si el dolor se produce demasiado, las almohadillas de aceite de alcaravea pueden reducir el dolor.

Los llamados FODMAP causan hinchazón
Pero, ¿qué podría desencadenar exactamente estas quejas? Los llamados FODMAP son compuestos de azúcar que consisten en hasta catorce moléculas de azúcar diferentes, explican los investigadores. Estos compuestos no pueden descomponerse lo suficiente en el intestino delgado de los pacientes afectados de intestino irritable. Por esta razón, los FODMAP ingresan al colon de la persona afectada en gran parte sin digerir. Luego producen grandes cantidades de hidrógeno, dióxido de carbono y metano en el intestino grueso. Este proceso conduce a una flatulencia dolorosa, dicen los expertos.

¿Pan de cereales antiguos más digerible?
Con los años, las personas con un intestino irritable han informado cada vez más que toleran el pan del grano antiguo mucho mejor. Estos llamados granos antiguos incluyen, por ejemplo, einkorn, durum, espelta y emmer. ¿Cuál podría ser la razón de ésto? ¿Quizás los llamados cereales antiguos simplemente contienen menos de los llamados FODMAP? Un equipo de investigadores de la Universidad de Hohenheim ha analizado el contenido de FODMAP de varios tipos de granos. El resultado de este estudio fue sorprendente, explica Jochen Ziegler de la Universidad de Hohenheim.

Los cereales primarios contienen solo un poco menos de FODMAP
El llamado grano antiguo de ninguna manera es más tolerable. Los científicos descubrieron que los cereales como la espelta, el durum y el emmer en realidad contienen cantidades más bajas de FODMAP. Sin embargo, las diferencias no son lo suficientemente grandes como para aliviar los síntomas de muchos pacientes con colon irritable. Sorprendentemente, el einkorn contenía aún más FODMAP que el pan de trigo normal, agregaron los investigadores.

El tiempo de caminata de la masa es decisivo para la digestibilidad.
Los resultados de los niveles de FODMAP en los cereales no aportaron claridad. Entonces, ¿por qué los panes hechos de granos antiguos se toleran mejor? Los investigadores comenzaron a examinar la preparación de la masa de pan más de cerca. Los científicos estaban particularmente interesados ​​en el llamado tiempo de caminata de los métodos tradicionales de producción de pan horneado. Por esta razón, analizaron masas con diferentes tiempos de caminata. Estas masas descansaron durante una, dos, cuatro o incluso cuatro horas y media, explican los autores.

Los tiempos de caminata más largos en masa dan como resultado menos FODMAPS en la masa
Rápidamente se hizo evidente en este estudio: cuanto más tiempo se deja ir una masa, menos FODMAP quedan después. En el mundo actual, la mayoría de las panaderías grandes hornean sus trozos de masa después de una hora, explica el autor principal Reinhold Carle. En este punto, la mayoría de los FODMAP están contenidos en la masa después de las mediciones del examen. Si la masa descansó durante cuatro horas y media, incluso la masa hecha de trigo pan contenía solo el diez por ciento del azúcar de bajo peso molecular, dicen los científicos.

Preparación tradicional con ventajas.
Los resultados muestran que los tipos de granos utilizados no son críticos. El tipo de preparación de masa parece ser más importante. La preparación tradicional de la panadería significa que los componentes del pan ya se han desglosado cuando se hornean, explica Carle. Es por eso que los pacientes con intestino irritable toleran mejor estos panes horneados tradicionalmente.

Ventajas de hornear lentamente
La llamada "cocción lenta" tiene otras ventajas. La preparación más lenta aumenta la calidad del pan. Los sabores contenidos de tal pan simplemente se desarrollan mejor, dicen los autores. Además, un mayor tiempo de caminata significa que se libera más zinc y hierro en la masa en una forma biológicamente utilizable. Este hecho es otra ventaja de los panes tradicionales. Estos valores agregados, que son positivos para nuestra salud, también ayudan a las personas sin síndrome del intestino irritable, agregan los expertos. (como)

Autor y fuente de información

Vídeo: Síndrome de intestino irritable y sus síntomas - Al Aire con Paola (Octubre 2020).