Noticias

Dopamina: ¿felicidad y memoria del miedo regulada por la hormona de la felicidad?


La hormona de la felicidad dopamina también controla la memoria del miedo

El miedo y la felicidad parecen tan contrarios como el día y la noche. Sin embargo, los investigadores descubrieron recientemente en un estudio que la hormona dopamina, que anteriormente solo se sabía que causaba felicidad, también hace que los eventos amenazantes en el cerebro sean más memorables.

El equipo de investigación incluyó científicos de la Universidad de Otto von Guericke Magdeburg y neurobiólogos del Instituto de Investigación de Patología Molecular (IMP) en Viena. La hormona de la felicidad dopamina hasta ahora se ha visto principalmente como un mediador de recompensa y motivación en el cerebro. Los científicos ahora han descubierto que también juega un papel esencial en el almacenamiento de eventos amenazantes. Los resultados del estudio fueron publicados recientemente en la revista "Nature Neuroscience".

El miedo como estrategia de supervivencia.

Como emoción importante, el miedo y el miedo han asegurado la supervivencia de la humanidad y la de muchos animales. Todavía no se comprende exactamente cómo surge el miedo. Los investigadores en el último estudio se han acercado un paso más para descifrar el rompecabezas. Es vital que los humanos y los animales memoricen eventos amenazantes para que no se repitan si es posible. El área responsable de esto es la memoria del miedo.

Recuerdos de miedo y terror.

Los recuerdos de miedo almacenan olores o ruidos que asociamos con la recurrencia de situaciones peligrosas. Por ejemplo, los sonidos de una pelea que se acerca o el olor a comida venenosa. De esta manera podemos reaccionar adecuadamente a la situación para evitar el peligro o prepararnos para él.

La felicidad y el miedo van de la mano

Para los humanos, la distinción entre señales ambientales peligrosas e inofensivas es una parte esencial de la supervivencia. El equipo dirigido por el neurobiólogo Dr. Wulf Haubensak analizó la cuestión de qué procesos físicos nos ayudan a construir y recordar este recuerdo de miedo. Es la dopamina, la hormona de la felicidad y la motivación, la que parece desempeñar un papel central en estos procesos.

Se ha descubierto una nueva clase de neuronas de dopamina.

Los científicos obtuvieron su conocimiento de los experimentos con ratones. Tocaron un cierto tono como estímulo para el medio ambiente. Luego recibieron una leve descarga eléctrica en el pie. Utilizando los últimos métodos de alta tecnología, los científicos pudieron monitorear los cerebros de los ratones e identificaron una nueva clase de neuronas de dopamina en la región del cerebro medio. Esto se activaba cada vez que los ratones aprendían a guardar la conexión entre el sonido y el choque del pie en su memoria de miedo.

Aprendizaje emocional

La activación de las neuronas también libera dopamina en el cerebro. Y exactamente donde se encuentra el centro de aprendizaje emocional en el cerebro de los mamíferos, la llamada amígdala. Según los investigadores, esto condujo a un almacenamiento particularmente efectivo del sonido que ahora se percibía como amenazante en la memoria a largo plazo. El hecho de que la dopamina es mucho más que solo el mensajero de la felicidad ya ha sido reconocido en estudios previos. Hasta ahora, sin embargo, estas funciones han sido un nuevo terreno médico.

La dopamina es aún más importante de lo que se pensaba anteriormente.

"Estos resultados arrojan nueva luz sobre las neuronas de dopamina que anteriormente solo se veían como una señal de recompensa y motivación", explica el Dr. Florian Grössl, el primer autor de la publicación, en un comunicado de prensa sobre los resultados del estudio. El estudio identificó una red neuronal previamente desconocida, que consta de neuronas de dopamina y células nerviosas de amígdala, que es esencial para la evaluación de las emociones. Según Grössl, la dopamina filtra los estímulos vitales para el medio ambiente y los almacena en la memoria.

¿De ratones a humanos?

Los investigadores informan que las neuronas de dopamina en humanos están conectadas a la amígdala de la misma manera que en ratones. Los científicos creen firmemente que la dopamina también controla estos procesos en humanos. Esto podría ser un descubrimiento innovador para el tratamiento de trastornos mentales como el trastorno de estrés postraumático o la ansiedad patológica. Los estudios futuros ahora deberían mostrar si el tratamiento con medicamentos similares a la dopamina es adecuado como terapia para tales enfermedades. (vb)

Autor y fuente de información


Vídeo: El cuarteto de la felicidad: Cómo reformar las hormonas del bienestar (Septiembre 2020).