Noticias

Mirando al cerebro: ¿qué significa la felicidad y cómo se produce?


La felicidad no se puede reducir a un mensajero

Hasta ahora, los científicos han asumido que la sustancia mensajera dopamina desempeña un papel central para la felicidad que se siente, ya que siempre es distribuida por el sistema de recompensas cuando tienes éxito o estás contento con algo. Los últimos resultados de la investigación ahora muestran que el proceso de felicidad es aparentemente más complejo de lo que se pensaba. En una serie de experimentos, los científicos pudieron demostrar que la dopamina solo parece desempeñar un papel menor en la felicidad.

Un equipo de investigación dirigido por el Dr. Michael Lippert y la estudiante de doctorado Marta Brocka del Instituto Leibniz de Neurobiología (LIN) en Magdeburgo investigaron qué tan bien se puede medir la felicidad. Asumieron que uno podía hacer visible la felicidad por la liberación de dopamina durante un procedimiento de imagen en un escáner de resonancia magnética. Durante la serie de pruebas, llegaron a resultados sorprendentes, que fueron publicados recientemente en la revista especializada "Neurolmage".

¿Qué es la felicidad y qué no?

Desde un punto de vista filosófico, este es el tema principal de innumerables libros y películas. Los científicos de Magdeburgo quieren entender los mecanismos que tienen lugar en el cerebro cuando uno siente felicidad. Hasta ahora, la liberación del neurotransmisor dopamina se ha considerado fundamental para los sentimientos de felicidad. Sin embargo, los resultados del estudio indican que es necesario un replanteamiento en esta área.

La visibilidad de la felicidad.

Se sabe que los pacientes con depresión o adicciones experimentan cambios en el propio sistema de recompensa del cerebro. Hasta ahora, los neurocientíficos y los médicos han utilizado la resonancia magnética funcional (fMRI) para hacer visibles tales cambios. Lippert y su equipo verificaron si este método es realmente adecuado para tales propósitos y si la felicidad se puede hacer visible en un escáner de resonancia magnética.

Ratas que son herreros de su "suerte"

En el modelo animal, los investigadores de LIN llevaron a cabo experimentos en ratas genéticamente modificadas. Los roedores podrían controlar su liberación de dopamina en el cerebro. Al operar una palanca de forma independiente, recibieron lo que se conoce como estimulación optogenética, en la cual los impulsos de luz en el cerebro estimulan la liberación de dopamina. "Esto crea un estímulo de recompensa extremadamente fuerte", informa la estudiante de doctorado Marta Brocka en un comunicado de prensa sobre los resultados del estudio.

Los procedimientos de imagen deben proporcionar información

Mientras tanto, los animales fueron examinados con un escáner de animales pequeños para documentar qué áreas del cerebro se activaron y con qué fuerza como resultado de la liberación. Según los investigadores, las áreas del cerebro se pueden visualizar con una alta resolución espacial utilizando técnicas de imagen. "Cuando tomamos imágenes en el tomógrafo, vemos cambios en el flujo sanguíneo a áreas del cerebro", explica Lippert. Estos se basarían en procesos metabólicos, que a su vez estarían relacionados con la actividad neuronal, dijo el experto en cerebro.

¿Es invisible la esencia de la felicidad?

En el curso de los experimentos, el equipo se sorprendió al descubrir que "los efectos medibles de la dopamina eran muy pequeños a pesar del alto valor de recompensa de la estimulación". Por el contrario, un grupo de comparación, en el que se estimularon áreas cerebrales adicionales, mostró resultados más claros. Los científicos llegan a la conclusión: "La liberación de dopamina en la que se basan los sentimientos de felicidad no se puede medir directamente en un escáner de resonancia magnética". En cambio, la activación general del área del cerebro es decisiva. La esencia de la felicidad permanece invisible con este método.

¿Para quién son relevantes los resultados?

Según los autores del estudio, los resultados podrían tener un impacto decisivo en futuros proyectos de investigación, ya que anteriormente se suponía que la dopamina en animales y humanos tenía una influencia importante en las señales medidas en el cerebro. "Tenemos que decir adiós a la suposición de que los cambios en la actividad cerebral que vemos como una recompensa son provocados directamente por la dopamina", dice el líder del estudio Lippert.

El papel de la dopamina en el cambio.

Los resultados de la investigación también podrían ser importantes para el área clínica, ya que un desequilibrio en el nivel de dopamina también se considera una posible causa de enfermedades como el Parkinson, la adicción o la depresión. Recientemente apareció otro estudio que se centró en la dopamina. Resultó que la memoria del miedo también está regulada por la hormona de la felicidad. (vb)

Autor y fuente de información

Vídeo: La felicidad reside en nuestro cerebro con Ana Sierra (Septiembre 2020).